La salida del nuevo Samsung Galaxy S10 supondrá un gran salto cualitativo en la telefonía móvil.
Probablemente una de las mayores revoluciones en el mundo de los smartphones desde hace una década.