No es medible la revolución que supondrá un concepto como el Internet of Things, IoT (Internet de las Cosas) en nuestras vidas en apenas 10 o 20 años, pero probablemente lo sea menos aún el concepto Internet of Everything, IoE, (Internet de Todo).

Por tanto, ya que el IoE supone una evolución lógica tras el mundillo del Internet de las Cosas, comenzaremos por recordar de qué se trata, haciendo referencia a su vez a un artículo previamente publicado en nuestra web.

¿Qué es el IoT o Internet of Things?

El Internet de las Cosas se basa en la conexión entre objetos o productos, unos con otros, para establecer comunicaciones entre ellos y así, estos objetos mencionados, puedan conseguir inteligencia e independencia, hasta el punto de retroalimentarse entre ellos.

ioe

Esta locura es posible gracias al protocolo IPv6, mediante conexión a internet y dispositivos de identificación. Los objetos mencionados se conectan a través de señales de radio de potencia baja.

Algunas posibles aplicaciones de esto son los casos de hurtos o robos, o en cosas tan sencillas como conocer qué alimentos hay que comprar sin siquiera abrir la nevera.

Del IoT al Internet of Everything

El concepto de Internet de Todo lo originó Cisco (empresa de la costa californiana, encargada de redes y conexiones, telefonía IP, VPN, etc.), que tiene a su vez culpa de todo lo acaecido con el IoT, o al menos de gran parte.

El Internet de las Cosas se centraba en las comunicaciones entre máquinas, comúnmente conocidas como M2M. Sin embargo, el IoE busca expandir esto, y que las interacciones pasen a ser M2P (máquina a persona), o incluso entre personas (P2P), asistidas por tecnología, claro está.

Como lo mencionado en el párrafo anterior, la IoE trata de establecer e incluir las comunicaciones generadas por el usuario, no solo las creadas por objetos o dispositivos, además de las interacciones que se asocian con el total global de los dispositivos que observamos en la red.

Es un concepto complicado, aún más complejo de conseguir o de alcanzar, pero es el futuro, eso es innegociable, y, además, servirá para facilitar nuestras vidas. Con el paso del tiempo se esclarecerán muchas dudas y será más fácil de explicar.

by:
Write a comment:
*

Your email address will not be published.